Miedo a los huracanes ? Deja de tenerlo.

KATRINA Agosto 2005

En tan sólo 15 días comienza la nueva temporada de huracanes en la zona del Caribe.

No estamos muy acostumbrados a explicaciones sobre el tema, tan sólo a las noticias en los medios de comunicación, con su función generalmente de causar temor para atraer clientes a la cadena. Muchos comunicados oficiales obedecen a intereses personales y políticos.

Desde aquí os animo a elegir cualquier destino del Caribe para disfrutar de ese merecido descanso en las vacaciones, y quiero desmitificar este fenómeno y hacer que le perdáis el miedo.

En mi Web, en el menú de la izquierda podréis encontrar un enlace permanente a la página del Centro Nacional de Huracanes de Miami. Muy interesante y útil a la hora de viajar.

FORMACIÓN: ¿Qué es un huracán y cómo se forma?

Huracán y tormenta tropical. National Hurricane Center.
Huracán y tormenta tropical. National Hurricane Center.

Se trata de tormentas a gran escala, acompañadas de vientos de más de 100 kms por hora, que suelen azotar zonas de costa, sobre todo en el canal de aire formado entre las Antillas y el Golfo de México. Estas tormentas tropicales suelen formarse en las costas de Gambia, en África,  a partir del día 1 de junio, debido a las altas temperaturas y la gran evaporación del agua del océano; y recorren todo el océano Atlántico hasta llegar al Golfo, convertidas en tormentas tropicales y huracanes.

NOMENCLATURA:

Durante cientos de años, muchos huracanes en las Antillas fueron nombrados después de los días del santo en particular en que se produjo el huracán. Desde 1953, se les ha dado nombre en unas listas del Centro Nacional de Huracanes y desde entonces mantienen y actualizan este listado a través de un procedimiento estricto llevado a cabo por un comité internacional de la Organización Meteorológica Mundial.

¿Por qué se le da nombre a las tormentas?

Simplemente nació como una necesidad de diferenciarlas, cuando existen varias depresiones seguidas o en formación. Puede existir un huracán ya formado y la existencia de 3 tormentas tropicales en formación en la misma área.

Existen 6 listas que se utilizan en rotación y se reciclan cada seis años, es decir, la lista de 2014 se utilizará de nuevo en 2020. Los únicos cambios que hay en la lista son debidos a tormentas tan mortales o costosas que son jubiladas de la lista por razones de sensibilidad. Si eso ocurre, en la reunión anual de la comisión de la OMM el nombre infractor es borrado de la lista y se sustituye por otro para reemplazarlo.  Existen diferentes listas para las diferentes áreas, Atlántico, Pacífico Norte, Pacífico Central…

Nombres de los huracanes del Atlántico.

Desde 1953 se han retirado de la lista varios nombres. Aquí podéis ver esa lista:

Nombres retirados.

En el caso de que haya más de 21 ciclones tropicales, se utilizan los nombres de las letras del alfabeto griego para designar al resto de tormentas.

GRANDES HURACANES DE LA HISTORIA:

Casi todos tendréis en la cabeza nombres como Mitch en el año 1998 que asoló Nicaragua, Honduras, Guatemala, Mexico y Florida (http://especiales.elcorreo.com/huracan-mitch/), o los Dennis, Katrina, Rita, Stan y Wilma, que hicieron que el año 2005 fuera uno de los peores de la historia reciente.

Pues sabed que el huracán más devastador de la historia no ha sido ninguno de esos. Corresponde a 1780, San Calixto que dejó la cifra de 22.000 personas fallecidas. El mayor en diámetro fue el huracán Sandy en 2012 con 1.520 kms de diámetro

CLASIFICACIÓN:

La escala de medición de huracanes es el método más fiable que conocemos para saber la intensidad que van a tener los huracanes. Se denomina Escala Saffir-Simpson por los apellidos de los científicos que la desarrollaron y se usa para los huracanes, principalmente en el continente americano, que exceden las intensidades de las tormentas y depresiones tropicales.

Esta escala de huracanes se divide en cinco categorías que indican los daños que pueden provocar en función de la velocidad de los vientos y la presión atmosférica. La categoría 1 es la más leve y la categoría 5 la más destructiva de esta escala de huracanes.

CATEGORÍA 1.

  • Vientos sostenidos de 119 a 153 kilómetros/hora
  • Presión barométrica mínima igual o superior a 980 milibares
  • Daños mínimos, principalmente a árboles, vegetación y casas móviles o remolques que no estén bien sujetos.
  • Destrucción total o parcial del tendido eléctrico o letreros mal instalados. Marejadas de 1.32 a 1,65 metros sobre lo normal.
  • Daños menores a los muelles y atraques.

CATEGORÍA 2.

  • Vientos de 154 a 177 kilómetros/hora.
  • Presión barométrica de 965 a 979 milibares.
  • Daños considerables a árboles y vegetación. Grandes daños a casas móviles, anuncios y tendido eléctrico expuesto.
  • Destrucción parcial de tejados, puertas y ventanas, pero pocos daños a estructuras y edificios.
  • Marejadas de 1.98 a 2,68 metros sobre lo normal.
  • Carreteras y caminos inundados cerca de las costas.
  • Daños considerables a muelles y embarcaderos. Las marinas sufren inundaciones y las embarcaciones menores rompen amarras en áreas abiertas.
  • Evacuación de residentes de terrenos bajos en zonas costeras.

CATEGORÍA 3 .(huracanes mayores)

  • Vientos de 178 a 209 kilómetros/hora.
  • Presión barométrica mínima de 945 a 964 milibares.
  • Daños amplios: grandes árboles derribados, al igual que anuncios y letreros que no están sólidamente instalados.
  • Daños a los tejados de los edificios y también a puertas y ventanas, así como a las estructuras de los edificios pequeños. Casas móviles y caravanas destruidas.
  • Marejadas de 2,97 a 3,96 metros sobre lo normal e inundaciones en extensas áreas de zonas costeras, con amplia destrucción de edificaciones que se encuentren cerca del litoral.
  • Las grandes estructuras cerca de las costas son seriamente dañadas por el embate de las olas y los escombros flotantes.
  • Los terrenos llanos de 1,65 metros o menos sobre el nivel del mar se inundan hasta más de 13 kilómetros tierra adentro.
  • Evacuación de todos los residentes a lo largo de las zonas costeras.

CATEGORÍA 4.

  • Vientos de 210 a 249 kilómetros/hora.
  • Presión barométrica mínima de 920 a 944 milibares.
  • Daños extremos: árboles y arbustos son arrasados por el viento, y los anuncios y letreros son arrancados o destruidos.
  • Amplios daños en techos, puertas y ventanas. Hundimiento total de techos en viviendas pequeñas.
  • La mayoría de las casas móviles son destruidas o seriamente dañadas.
  • Marejadas de 4,29 a 5,94 metros sobre lo normal.
  • Los terrenos llanos de 3,30 metros o menos sobre el nivel del mar se ven inundados hasta 10 kilómetros tierra adentro.
  • Evacuación masiva de todos los residentes en un área de unos 500 metros de la costa, y también en terrenos bajos, hasta tres kilómetros tierra adentro.

CATEGORÍA 5.

  • Vientos de más de 250 kilómetros por hora.
  • Presión barométrica mínima por debajo de los 920 milibares.
  • Daños catastróficos: árboles y arbustos son totalmente arrasados y arrancados de raiz por el viento.
  • Daños de gran consideración en los techos de los edificios. Los anuncios y letreros son arrancados y arrastrados por el viento.
  • Hundimiento total de techos y paredes de residencias pequeñas. La mayoría de las casas móviles son destruidas o seriamente dañadas.
  • Marejadas de 4,29 a 5,94 metros por encima de lo normal.

 TIPOS DE TORMENTAS

La Organización meteorológica Mundial determina que hay tres grupos de ciclones tropicales: las depresiones tropicales, las tormentas tropicales y los huracanes, aunque estos últimos reciben diferentes nombres en función del lugar donde se originan.

  • Las depresiones tropicales son sistemas organizados de tormentas con una circulación superficial definida y vientos sostenidos máximos de hasta 62 km/h). No poseen ojo, y normalmente tampoco presentan la típica forma de espiral de las tormentas más fuertes.
  • Las tormentas tropicales presentan vientos sostenidos de hasta 117 hm/h. Al alcanzar este punto, las tormentas adquieren su característica forma ciclónica, pero aún no muestran un ojo.
  • Los huracanes (que reciben este nombre si se forman en el Caribe o el Atlántico), que también se conocen como ciclones, tienen vientos superiores a 120 km/h.

 

A LA HORA DE VIAJAR:

A día de hoy , la formación de un huracán se puede predecir con una antelación de unos 10 o 12 días, por lo que es poco probable que nos topemos con uno de ellos en nuestras vacaciones, normalmente de  nueve días de duración.

Desde aquí os recomiendo acceder a la web del Centro Nacional de Huracanes (en el menú de la izquierda) con frecuencia antes de vuestro viaje previsto.

Ninguna empresa de viajes se arriesgará enviando turistas ante la previsión de un huracán. A ninguna compañía aérea se le permitiría volar ni aterrizar ante el riesgo de una tormenta o depresión tropical. Los touroperadores, ante la inminente llegada de un huracán, os ofrecerán un destino alternativo en zona, y tipología, ( por ejemplo, México por Jamaica, República Dominicana por Cuba, Jamaica por Brasil…) Si no estáis de acuerdo tendréis derecho a la devolución del importe del viaje.

Si ya estamos en destino, y nos encontramos ante la llegada de un huracán, el Ministerio de Asuntos Exteriores os sacará de allí (si existe disponibilidad aérea y si el tiempo lo permite, claro está).

Si estamos en nuestro hotel, y no ha sido  posible la evacuación del país hacia España u otro país cercano, no os asustéis por las imágenes de las noticias en televisión. Está claro que un huracán devasta y anega terrenos y viviendas, pero las noticias del mundo no hacen más que asustarnos con las peores zonas afectadas y los edificios de madera derruidos. Los hoteles y sus construcciones son seguras y resistentes, y tienen zonas habilitadas para estos acontecimientos. Si todo ocurre como debe de ser, en dos días encerrados en la habitación con los kits de supervivencia que ofrecen los hoteles todo habrá acabado y tan solo se quedará en una anécdota para recordar y contar a vuestros amigos.

LO MÁS IMPORTANTE es obedecer al personal del hotel, que os ofrecerán toda la ayuda e instrucciones necesarias. No debemos olvidar que para nosotros es un acontecimiento especial, que con un poco de suerte solo viviremos una vez en la vida, pero para ellos es algo normal que viven año tras año.

No dejéis de conocer estos paraísos.

Playa Paraíso. Cuba.
Playa Paraíso. Cuba.
Playa Bávaro. República Dominicana.
Parque Nacional Xcaret. Riviera Maya. México
Parque Nacional Xcaret. Riviera Maya. México.

FELICES VACACIONES!