CASTELLON

Castellon tiene una costa llena de playas, cada una de ellas diferente a la anterior, alternando playas de piedras con otras de arena blanca fina.

ANTES DE VIAJAR A CASTELLON

La primera decisión es planificar una buena ruta. Las posibilidades para llegar se basan en carretera y tren, ya que su aeropuerto, de momento no está operativo.

Por carretera está muy bien comunicado a través de la A-7 y de la N-340 que bordea la costa desde Barcelona hasta la frontera de Huelva con España. Si venís del interior, la N234 une Burgos con Sagunto, Desde Madrid accedéis por la A-3 hasta Valencia y desde el sur, por la N-322 que une Córdoba con Albacete y Valencia.

Disponéis de líneas de autocar e incluso algunos touroperadores dispones de “Transfer’s” de verano, que os llevarán hasta el propio hotel.

Para viajar en tren hay múltiples combinaciones desde Madrid y Barcelona Euromed, Talgo, Alvia, Intercity. Desde muchas ciudades del resto de España existen trenes directos para llegar.

LA COSTA

Castellon cuenta con un total de 18 playas galardonadas con bandera azul este año 2014.
Repasando la costa desde el norte, nos encontramos con Vinaroz.
Playas de arena fina, aguas calientes por la cercanía del Delta del Ebro, y muy recomendada para familias con niños, ya que las playas no tienen apenas desnivel a la entrada en el interior del mar. Los alojamientos que se pueden encontrar aquí son casi en tu totalidad apartamentos, aunque también existe algún hotel en la zona.

Benicarló alterna playas de piedras como la Playa Norte o Mar Chica, con playas de arena fina.

Peñíscola. Es el mayor centro turístico de Castellón. La mayor parte de los establecimientos hoteleros están concentrados en la Avenida Papa Luna, que es el paseo marítimo. Aquí podréis encontrar todo tipo de hoteles y apartamentos, aptos para todos los gustos y necesidades.

Foto aérea, Castillo del Papa Luna, Peñíscola
Foto aérea, Castillo del Papa Luna, Peñíscola

Alcocéber concentra 8 playas, de las cuales , el Serradal y Tres Playas son de arena gruesa con piedra, y el resto de arena fina.

Torreblanca cuenta con tres playas de arena fina, aunque la cantidad de alojamientos se reduce en esta zona, el pueblo y sus playas merecen una visita.

Marina D'or
Marina D’or

Oropesa del Mar es otra de las poblaciones más conocidas a nivel nacional por la macro-construcción de la ciudad de vacaciones Marina D’or. Además de este complejo ahora en desuso y decadencia debido a la crisis económica, Oropesa mantiene un turismo de calidad en la zona del pueblo, con gran ambiente en bares, restaurantes y terrazas a lo largo del paseo marítimo. En esta zona encontramos multitud de apartamentos y pocos hoteles. Todas sus playas son de arena fina, a excepción de una cala, que os recomiendo, La Renegá, un conjunto de calas salvajes rodeadas de vegetación. Rocas y arena con aguas cristalinas y especialmente recomendada para la práctica del submarinismo.

Vista panorámica, Oropesa del Mar
Vista panorámica, Oropesa del Mar

Benicasim es mundialmente conocida como la capital de la música alternativa en España. Cada mes de julio se celebra en esta localidad el “FIB” Festival Internacional de Benicasim, al que acuden artistas de todas las partes del mundo y como espectadores. La costa vuelve a dejarnos largas playas de arena fina y multitud de servicios a lo largo de los extensos paseos marítimos, llenos de ambiente nocturno y gran cantidad de hoteles y apartamentos donde alojarnos.

Festival Internacional de Benicasim.
Festival Internacional de Benicasim.

Hasta Castellon de la Plana podemos encontrar infinidad de hoteles y apartamentos, a lo largo de toda la costa, pero a partir de la capital hacia el sur, la zona costera deja de ser tan turística para convertirse en zonas tranquilas, con pocos alojamientos y basadas en el turismo local o cercano.
A pocos kilómetros de la ciudad nos encontramos en el Grao de Castellon, la zona de costa de la ciudad, ya que ésta, está edificada en el interior.

Puerto deportivo de Castellon. Restaurante La Marina.
Puerto deportivo de Castellon. Restaurante La Marina.

Castellon posee una gran zona portuaria e industrial, pero también grandes paseos, zonas ajardinadas, un planetario, y por supuesto playas.

Burriana es un pequeño pueblo a pocos kilómetros de Castellon hacia el sur. Rodeado de “huertos valencianos” tiene tanto playas de piedras como otras extensas de arena. Encontramos playas tranquilas y pero con posibilidades de actividades de ocio y deportes acuáticos.

Entre los municipios de Nules, Moncófar y Chilches podremos encontrar más de 10 playas, todas ellas tranquilas sin aglomeraciones de turismo, la mayor parte de arena fina.

El último de los pueblos costeros de la provincia de Castellon Almenara – Casablanca. Al igual que los anteriores, se trata de un pueblo tranquilo con una playa de piedras y arena, donde acude la gente de la zona y poco turismo.
Para no aburriros, otro día hablaré del interior de esta provincia, llena de historia y pueblos con un encanto especial.

LO MEJOR

Aguas tranquilas, sin oleaje en exceso.
Playas sin aglomeraciones.
Desde la frontera con Cataluña hasta la capital, Castellon tenemos infinidad de opciones de alojamiento, en todas las categorías y tipologías.
Temperaturas cálidas en verano y templadas por el mar en invierno.
Lugares especialmente recomendados para turismo en familia.

LO PEOR

Desde la capital hasta la frontera con Valencia, los alojamientos son escasos, así como las actividades de ocio y la infraestructura turística.
La época de tormentas del otoño con lluvias torrenciales, conocida como la “gota fría” puede acarrear inundaciones. Debemos tener en cuentas estas fechas para estar preparados.

 

FELICES VACACIONES EN CASTELLON.